Fobias

Las fobias pueden ser una verdadera pesadilla para cualquiera que tenga una. Sobre todo cuando limitan mucho nuestra vida y nos alejan de cosas que son importantes para nosotros. 

El término “fobia” está muy desgastado y tergiversado por infinidad de películas, libros y otras fuentes de información. 

A lo largo de los años se ha generado un misticismo y un terror a su alrededor que no ayuda en absoluto a gestionarlas adecuadamente. 

Una fobia no es más que un condicionamiento entre un estímulo concreto y una respuesta de miedo. Se debe a un sistema que tiene nuestro cerebro para aprender a alejarse de las cosas que potencialmente podrían dañarnos. 

Lo que pasa, es que a veces nuestro cerebro es un poco miedoso y aprende cosas que no nos benefician. 

Si lo piensas, todos hemos vivido algún condicionamiento similar. ¿No te ha pasado que alguna vez comiste algo en mal estado y después no has podido volver a comerlo en años? Eso es un condicionamiento igual que el que se hace en las fobias. Solo que en vez de relacionar un elemento con miedo, el cerebro lo relaciona con asco (para evitar que te envenenes).

Es decir, que las fobias son el producto de un cerebro protegiendo a su dueño. Así que no la tomes con el, créeme hace lo que puede. 

Ahora bien, Aquí viene lo interesante:
Una vez sabemos cómo funcionan las fobias e incluso cómo crearlas, también sabemos recorrer el camino inverso y quitarlas. 

En realidad el trabajo para quitar una fobia es bastante sencillo y seguro. Con esto no digo que sea siempre agradable y rápido. Pero desde luego es mucho más factible de lo que las personas suelen creer. 

¿Por qué es importante apoyarme en un profesional?
Un psicólogo conoce cómo funcionan las fobias y sabe cómo trabajar cada una de forma totalmente individual. Sabe aportar un apoyo solido y reforzante al paciente para que se sienta capaz de avanzar y deshacer la fobia. Es capaz de disolver la asociación entre el estímulo que la persona teme y el miedo que le produce y reemplazarlos por elementos más sanos y menos limitantes.

No sé por qué pero cuando se trata de un motor estropeado nadie duda de contar con un mecánico. Es casi inevitable. En las películas americanas siempre se ridiculiza al padre de familia que quiere hacerse el fontanero por ahorrarse unos dólares y al final acaba de agua hasta las orejas. 

El problema es que toda la vida nos invitan a autogestionarnos. A saber controlarnos y mantenernos estables. Pero si te das cuenta, ¡no nos han enseñado a hacer eso en ningún momento!

En mi cabeza suena tan absurdo como si alguien esperara que yo supiera arreglar mi coche sin tocar un libro de mecánica… Ni lo intento, y si lo intentara me frustraría y perdería mucho tiempo en vano antes de llamar a un profesional. Incluso puede que rompiera aun más mi motor. 

Tu motor es la mente que viene sin instrucciones desde que naciste. Es totalmente normal contar con alguien que ya sabe cómo funciona y puede ponerte las cosas mucho más fáciles y agradables. 

Escríbeme y comencemos
a trabajar

Pide tu primera cita escribiéndome a Whatsapp, al correo o a través de una llamada telefónica.
Estoy activo en todos y estaré encantado de ayudarte.
Tel: 617392488
Correo: davidbodhioficial@gmail.com

David Bodhi Psicólogo Madrid – Toledo. Ubicación: C/ de París, 10, 45003 Toledo (Clínica Medirval). Teléfono: 617392488 + 925 28 42 82 (Clínica).
Correo: davidbodhioficial@gmail.comAviso legal y Política de Privacidad | Psicologo Online | Problemas de Pareja | Tratamientos para el estrés | Problemas sexuales

© David Bodhi 2021. All rights Reserved.